Blog

El poder de la Voz

May 27, 2018

La voz humana es capaz de centrar y proyectar energía de intención durante la producción de sonido, y lo hace mucho mejor que cualquier otro instrumento. ¿Dónde se forma la intención?. En nuestra mente y en nuestro corazón, antes de que emitamos el sonido (puede tratarse de una imagen o visualización en la cual nos concentramos y que proyectamos sobre el sonido que estamos emitiendo). ¿Y cuándo se crea la intención?. Por lo general, durante la inspiración que llevamos a cabo antes de emitir el sonido. Resulta más eficaz en el instante en que el aire ya se encuentra en nuestros pulmones, listo para ser expulsado.

 

 

Cantar mantras, armónicos vocales, cualquier otro tipo de canto o simplemente entonar vocales es una práctica que nos equilibra y armoniza tanto a nivel físico, mental y emocional. Nuestra voz es la herramienta más potente y transformadora que poseemos y es importante que seamos conscientes de los cambios que podemos experimentar si sabemos cómo utilizarla.

La ciencia ya ha probado que cantar crea nuevas y distintas conexiones neuronales permitiendo una neurotransmisión más eficaz. Activa el lóbulo temporal derecho de nuestro cerebro, liberando un cantidad major de endorfinas, sintiéndonos así más sanos, felices, inteligentes y creativos. El efecto se amplifica de forma considerable cuando cantamos con otras personas.

De acuerdo con las investigaciones más recientes, cantar en grupo es una de las prácticas más estimulantes y transformadores que existen. Ha formado parte de todas las tradiciones tribales durante miles de años, pero es ahora cuando la ciencia confirma algo que ya era bien sabido por todas las civilizaciones antiguas. Los cantos grupales disparan la liberación de serotonima y oxitocina, refuerzan los vínculos afectivos e incluso sincronizan los latidos de nuestro corazón con los demás miembros del grupo.  Además, el canto es un tranquilizante natural que calma el sistema nervioso y eleva el espíritu.

Para mí lo más importante es que cantar nos hace más felices, en cualquiera de sus variantes, ya sea mantras, canto de armónicos o cualquier otro tipo se canto.

Cantar ayuda a las personas con depresión, reduce los sentimientos de soledad y nos deja relajados, alegres y en conexión con nuestra esencia. Las personas que cantan de forma regular reducen sus niveles de cortisol, un indicativo de la disminución del nivel de estrés. 

 

 

La gran noticia es que cualquiera puede cantar. Todos recibimos los beneficios de esta práctica, con independencia de cómo cantemos. El canto en grupo es profundamente sanador y  terapéutico incluso cuando el sonido procedente de nuestro instrumento vocal sea, desde nuestro punto de vista, de calidad mediocre.

Cantar aumenta el nivel de consciencia, la autoestima y la capacidad de comunicarnos con los demás.

No lo dudes... ¡CANTA!

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas recientes
Archivo
Please reload

​Sígueme
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon

Formación de Gong - Programación -

June 5, 2019

1/2
Please reload

Tel: 676 98 60 52

© 2020  Esther García

  • White Facebook Icon

C/ Astrónomo Comas Sola 2, 3º A

03007, Alicante.